La ley antihomofobia de Catalunya sigue sin desplegarse dieciocho meses después

El Observatorio contra la Homofobia (OCH) ha hecho público su estudio sobre el estado de la LGTBIfòbia en Catalunya el año 2015 con sensaciones contrapuestas. A pesar de la victoria que supuso la aprobación el 2 de octubre de 2014 en el Parlamento la ley 11/2014 (pionera en Europa para la lucha LGTBI), esta sigue sin desarrollarse por falta de voluntad política. Dieciocho meses de delay que el director de la OCH, Eugeni Rodríguez, ha atribuido al anterior Gobierno de CiU, que «a pesar de votar a favor no ha apostado políticamente para la implementación de la ley». « CiU ha secuestrado la ley«, ha espetado Rodríguez.

La ley establece un régimen de infracciones y sanciones, como método coercitivo para poner fin a la impunidad de los agresores y para complementar la simple denuncia administrativa, pero en la práctica no ha quedado desarrollado: «Es una ley administrativa, no hay un juicio ni un juez… Por tanto, la ley 11/2014 implica hacer un reglamento», ha matizado Rodríguez este mismo miércoles en comparecencia. Desde la OCH se reclama «de forma urgente» un decreto para la validación de un reglamento que desarrolle este régimen de infracciones y sanciones. Cabe destacar que un 31% de los casos registrados de homofobia acaba en agresiones físicas o verbales, por ello se necesita un régimen sancionador.